20.5 C
Buenos Aires
viernes, junio 14, 2024
HomeNoticiasPadre Toto "Mucha gente no puede hacer changas y acude a la...

Padre Toto “Mucha gente no puede hacer changas y acude a la parroquia para pedir comida “

Date:

Las misas están suspendidas y se ofician a distancia, por Facebook o incluso por YouTtube. Pero las parroquias, especialmente en las villas y los barrios populares, están abierta todos los días . Varias de ellas, como las de las villas La Cárcova, de José León Suárez, y 21-24, de Barracas, pusieron sus espacios a disposición de la cruzada contra la pandemia y habilitaron lugares para que los vecinos que no pueden cumplir el aislamiento en sus casas, por problemas de hacinamiento, lo hagan en las parroquias.

“Creció fuerte la demanda de alimentos. Mucha gente no puede hacer changas y acude a la parroquia para pedir comida y plantear otras necesidades que van surgiendo”, comentó uno de los curas de la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé , en la villa de Barracas, que multiplicó la atención de los comedores comunitarios.

El padre “toto” envió también un mensaje por las redes con recomendaciones a quienes vayan a buscar comida y replicando el famoso #Quedateencasa

Ante la epidemia del coronavirus, el padre Pepe Di Paola cerró el primer piso de su parroquia, en la Villa La Cárcova, y lo habilitó para los adultos mayores, una población en riesgo. “Pusimos 14 camas e invitamos a los abuelos de la villa para que puedan pasar su cuarentena ahí, aislados”, confió el sacerdote.

También alquiló una casa para alojar a personas de la calle. Serán atendidos por un voluntario de la parroquia. “Tratamos de reducir las posibilidades de contagio y los daños en casi todas las villas, con distintos dispositivos que se nos van ocurriendo”, explicó el padre Pepe.

“Hay que tener lugares de aislamiento cercanos. Hay abuelos y familias a los que se les dificulta hacer la cuarentena en su casa”, explicó el padre Toto de Vedia , quien busca aprovechar los espacios de su parroquia para los más necesitados.

A la acción de los curas villeros se suma la actividad de Cáritas , que en todo el país mantiene la ayuda social y alimentaria, buscando nuevos modos para adaptarse a las exigencias de esta nueva realidad.

Los curas habían advertido la semana pasada sobre las dificultades reales para cumplir en sus barrios las medidas de prevención, tanto para enfrentar el coronavirus como el dengue. “Son de imposible o muy difícil cumplimiento en barrios donde existe un fuerte déficit de agua potable y donde muchas personas viven en los pasillos, sin acceso a condiciones elementales”, graficaron.

Una realidad en la que lavarse las manos con agua y jabón varias veces, usar alcohol en gel, limpiar las superficies de contacto y aislarse 14 días es una quimera.

Fuente: La Nación

Últimas

Notas Relacionadas

Con Milei se pone punto final a los descuentos y a los Días de Ensueño

El Ministerio de Economía de Catamarca lleva adelante exitosamente...

ANSES: cómo puedo hacer para presentar la Libreta de AUH

La presentación es obligatoria y permite verificar la asistencia...