22.6 C
Buenos Aires
miércoles, febrero 28, 2024
HomeNoticiasInforme destaca como un puñado de empresas hacen negocio a costa del...

Informe destaca como un puñado de empresas hacen negocio a costa del hambre de los argentinos

Date:

Mientras las alimenticias y sus representantes de la COPAL siguen presionando al Gobierno para aumentar precios sin controles, se conoció que en los últimos cuatro años subieron precios en el orden del 335%, es decir unos 25 puntos más que la inflación general.

En la semana se conoció un dato que muestra a las claras la especulación empresarial con algo tan elemental como es la comida: las alimenticias subieron precios en alrededor de 25 puntos por arriba del promedio inflacionario.

Se trata del registro de los últimos 4 años, en los cuáles fueron los productos que más subieron según un estudio de cómo evolucionaron los valores en las distintas regiones del país.

Es que el rubro «Alimentos y Bebidas» marcó una suba general que ronda el 335%, cuadruplicando la inflación acumulada de los últimos años, lo que marca la mezquindad y la avaricia de un sector que le sigue reclamando aumentos al Gobierno.

Esto se da en un momento en el que el Gobierno analiza medidas para intentar frenar el ritmo de inflación, que en marzo anotó un récord del 4,8%, a un ritmo anualizado superior al 75% anual, concentrándose en especial sobre el precio de los alimentos.

Datos incontrastables

Una primera constatación del trabajo, publicado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) es que en ese período el aumento de precios de Alimentos y Bebidas fue del 335,2%, casi 25 puntos porcentuales más que el 310,6% del IPC.

El dato es respaldado por el propio Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) respecto al índice de precios del consumidor, que marca que la inflación general fue superada por la inflación de los alimentos de manera holgada.

Ello implica que la inflación de los últimos cuatro años estuvo fuertemente motorizada por las empresas alimenticias, a pesar que el presidente de la COPAL, Daniel Funes de Rioja, y los megaempresarios que representa, lo siguen negando.

Pero, otro dato, es que esos aumentos desbocados fueron a parar directamente a la canasta básica alimentaria, haciendo que más y más familias argentinas engrosen las listas de la pobreza en nuestro país.

Golpe a la canasta básica

El estudio pone el foco en dos cuestiones: la dinámica general de la inflación de alimentos y bebidas sin alcohol, los productos que más subieron y las variaciones que tuvieron en distintas regiones del país.

El rubro alimentos y bebidas, explica el trabajo, es “un componente inflacionario de alta sensibilidad, dada su participación en la canasta de consumo de los argentinos”, afirma el estudio que destaca que la pobreza estuvo fuertemente impulsada por las alimenticias.

En cuanto a la variación del precio de los diferentes productos del rubro Alimentos y bebidas (no alcohólicas) el informe precisa que los que más aumentaron en los últimos 4 años fueron las frutas, con un acumulado del 437,7%, equivalentes a un 52,3% anual.

El segundo ítem del rubro que más subió fue la carne, con un 389,6%, seguido por un grupo conformado por café, té, yerba y cacao, con 348,6 por ciento, en lo que marca que las alimenticias se volvieron a anotar entre las responsables máximas de la inflación.

Dentro de “Alimentos y bebidas”, lo que menos subió fueron las aguas minerales y bebidas gaseosas, 262% desde el 31 de marzo de 2017 al 31 de marzo pasado, por lo que el registro es muy concluyente sobre cómo se está impactando en la mesa de los argentinos.

Incidencia por rubro

El estudio ahonda además en la incidencia de los distintos ítems en el aumento del rubro y concluye que las carnes, por su alta ponderación en el índice y el segundo lugar en el ranking de aumentos, dieron cuenta de un 37,4% del aumento total de “Alimentos y Bebidas”.

Además, en el último año la carne explicó 45,7% de la inflación de alimentos, el porcentaje más alto de los últimos cuatro años. Mucha menos incidencia tuvieron a lo largo de los cuatro años estudiados “Azúcar, dulces y golosinas”, que aportaron apenas 3,6%.

Los productos señalados son indisociablemente ligados a la canasta básica alimentaria, que define si una familia es capaz de acceder a los consumos básicos elementales en la Argentina, y si ingresa o no, en la pobreza.

Regiones

En cuanto a las diferencias por regiones de los precios de alimentos y bebidas sin alcohol, el estudio resalta la diferente ponderación que los diferentes productos tienen según la región de que se trate.

Por ejemplo, la carne y derivados tienen un peso de 37,7% en el rubro en el Noreste argentino, pero de 29,9% en el Gran Buenos Aires.

La máxima diferencia se da entre la región Noreste, donde la inflación punta a punta de alimentos y bebidas sin alcohol fue del 369,7%, y la región patagónica, donde el rubro registró un aumento del 314%.

Los precios de alimentos y bebidas subieron en el Noreste 56 puntos porcentuales más que en la región patagónica, 48 puntos porcentuales más que en el Gran Buenos Aires y 34,5 puntos porcentuales más que a nivel nacional.

El informe, aclara “no se trata de diferenciales de precios entre una región y otra, sino de diferenciales de suba de precios”

Últimas

Notas Relacionadas

Con Milei se pone punto final a los descuentos y a los Días de Ensueño

El Ministerio de Economía de Catamarca lleva adelante exitosamente...

ANSES: cómo puedo hacer para presentar la Libreta de AUH

La presentación es obligatoria y permite verificar la asistencia...